martes, 15 de marzo de 2016

Escritura automática



En todo lo que he escrito hoy y mañana jamás he podido escapar al monologo de Macbeth en el V acto; al viejo pescador de pulseadas interminables de Hemingway; a Rodión tirado en la cama mirando el techo; a un grupo de idiotas mencionando a una cantante calva; a dos nadies esperando a un tal Godot; a Remo abofeteado; a Astier arrojando un fósforo sobre un bulto humano; a K esperando una condena sin saber de qué se lo acusa; a Chinaski abriendo otra botella; a Juan Carlos muriendo de tuberculosis en las sierras; a Kirilov esperando su suicidio innecesario; a Gregor con el pecado original incrustado en su espalda; a los caballos emergiendo desde el público para acostarse con Julieta; a Jean Baptiste bañándose en el perfume de su amorosa cena; a Jekill explorando su verdadero ser; a la criatura ahorcando con sus manos al hermano de su creador para poder ser el monstruo que todos ven; a Héctor enfrentando una batalla perdida de antemano; al creado creando en círculos ruinosos de su esencia; a tres hermanos mirando las bragas sucias de su hermanita; a un escribiente que perdura en su inexistencia; a una prostituta regenteada por su abuela yendo de pueblo en pueblo; a Troxler filmando y reviviendo su fusilamiento; a la lengua prodigiosa y cancerosa de Castelli; a un preso cantando una canción de cuna encebollada; a una biblioteca infinita de anaqueles hexagonales duplicada como en un eco por un envenenador.
En todo lo que he escrito ayer y siempre no puedo escapar al sinsentido de seguir buscando un signo que se me escapa entre los dedos de lapiceras inertes y rebeldes.
Y uno sabe que está ahí… tan cerca que se torna inalcanzable.
Si tan solo pudiera tomar distancia, la suficiente para que el largo de mi brazo no entorpezca el manotazo al vacío y aferrar la nada con mi puño para estrellarla contra mi suerte.
En todo lo que he escrito mañana y nunca, no he podido.
Y sin embargo Aún, un muy lacaniano Aún.

1 comentario:


  1. ¨ Yo quisiera escribirle, del hombre
    domando el rebelde, mezquino idioma,
    con palabras que fuesen a un tiempo
    suspiros y risas, colores y notas.

    Pero en vano es luchar, que no hay cifra
    capaz de encerrarle... ¨ GAB =)

    ResponderEliminar