lunes, 8 de diciembre de 2014

te elijo o me elegís...

Hay  veces en que uno no elige su forma de hacer arte sino que la forma de hacer arte te elige a vos.
Cuando leía historietas llegó a mí una versión de "Los hermanos Karamasov" en Skorpion hecha andá a saber por quién y varias, me hice fanático, de Jean Giraud (para muchos conocido como Moebius) herencia de las Fierro de mi hermano.
Cuando quise leer poesía me acercaron Prevert, Girondo y Vallejo, amigas que me signaron más que otras.
Cuando comencé a leer narrativa me dieron El Proceso y La Metamorfosis de Kafka (mi hermana); Crímen y castigo de Dostoievski (un amigo).
Cuando comencé a hacer teatro hice, con mi primer maestro, "El Desatino"; con el segundo, "el público" y con el tercero, "El jardín de los cerezos".
Todo lo que he vivido estéticamente es un acto de rebeldía, es Ribaud, es Artaud... No elegís el arte que hacés, el arte te elige a vos.
Y no tenía 18 y estaba elegido.

Y si, como la fea del baile, nadie te saca a bailar... alguna mirada tenés que echar para que alguien te elija.

1 comentario:

  1. Todo lo que he vivido, estéticamente, es un acto de sumisión.

    ¨ Mi mente se aplicó a las simétricas porfías
    del arte, que entreteje naderías.¨ (...)


    Besos.


    ResponderEliminar